Asertividad: Expresar sentimientos y deseos

¿Y tú? ¿Cómo te comunicas?

En el trabajo cada vez encontramos a más personas a las que les cuesta expresar sus sentimientos, emociones así como el propio malestar a la hora de poner límites, quedando expuestos y dominados ante el deseo de los demás, debido a la búsqueda de la aprobación de éstos e incluso por evitar situaciones de conflicto que generan malestar.


Es por ello que hoy os hablaremos de diferentes estilos de comunicación que nos identifican y mostramos  con las personas que nos rodean, estos estilos son el pasivo, agresivo y asertivo.

Comunicación Pasiva

Las personas que muestran un Estilo de Comunicación Pasivo

  • Tienen dificultades a la hora de expresar sus sentimientos o emociones, prefieren callarse o ceder ante los deseos del otro. 
  • Le dan mucha importancia a la opinión que tenga el resto de sí mismos, excesiva atención al qué dirán. 
  • Suelen sentir  malestar y frustración al tener dificultades para expresar su propio punto de vista o malestar.
  • Tienen la sensación de escasa valía en las relaciones sociales o interpersonales. Esto les produce malestar consigo mismo (baja autoestima). 
  • Miedo al conflicto por lo que muestran poca firmeza en su postura. 
  • Les cuesta decir ‘No’ u oponerse a las necesidades del resto buscando su aprobación. 
  • Presentan dificultades para establecer límites. 

Comunicación Agresiva

Las personas que muestran un Estilo de Comunicación Agresivo:

  • Defienden sus intereses, necesidades u opiniones por encima de los demás.
  • Muestran poca empatía con el resto, lo que le lleva a tensiones y conflictos.
  • Suelen tener explosiones de ira. 
  • Tienden a atacar a la otra persona. 
  • Provocan aislamiento o rechazo del resto. 
  • No resuelven los conflictos. 

Comunicación Asertiva

Las personas que muestran un Estilo de Comunicación Asertivo: 

  • Expresan y defienden su propio punto de vista, opinión o necesidades sin dificultades.
  • Expresan su malestar de forma calmada. 
  • Establecen límites y se niegan a realizar algo que no desean. 
  • Realizan críticas de forma constructiva. 
  • Realizan peticiones al resto en función de sus deseos o necesidades. 
  • Se muestran firmes y contundentes, a la vez que empatizan con el otro. 
  • Se permiten expresar lo que sienten.
  • Llegan a acuerdos adecuados con el resto ante las dificultades.

Es por ello que si sientes malestar o insatisfacción en tus relaciones sociales e incluso te cuesta poner límites, es necesario trabajar todos estos aspectos de las  habilidades sociales en terapia psicológica, con el objetivo de lograr el bienestar personal, así como de mejorar las relaciones sociales.

Comparte esta entrada

Entradas relacionadas

Fisioestética

Fisioterapia dermatofuncional fisioestética

¿Qué es la fisioterapia dermatofuncional? La fisioterapia dermatofuncional o fisioestética, se encarga de la prevención, promoción y rehabilitación de los problemas que afectan a la

Hablar por WhatsApp
¡Hola!
¿En qué podemos ayudarte?