¿CÓMO FRENAR LA ANSIEDAD Y EL ESTRÉS QUE GENERA LA NUEVA NORMALIDAD?

Permalink

Tras muchas semanas confinados, donde la ansiedad, el estrés, la angustia y el miedo han afectado a la gran mayoría de  la población, estamos en plena desescalada, por ello me parece interesante hablar acerca de cómo afrontamos esta nueva normalidad.

Existen muchos tipos de reacciones por parte de las personas tanto en el confinamiento como durante la desescalada. En la escala del miedo existen dos polos opuestos.

Por un lado las personas que están reaccionando a la situación como si nada hubiera ocurrido, como si no se acordaran de las pérdidas en todos los niveles que hemos tenido.
Y en el otro lado, se encuentran las personas a las que les está costando adaptarse a la nueva normalidad, porque todo esto les produce grandes niveles de ansiedad y estrés, debido a una alerta extrema.

Es por ello que me voy a centrar en éstos últimos.
Es habitual presentar este miedo a salir a la calle, tras todas las situaciones vividas y escuchadas, porque realmente lo ocurrido ha sido grave y por tanto el miedo está ahí para ponernos a salvo. Pero poco a poco, debido a desconocer la duración de ésta situación, es necesario empezar a enfrentar de forma progresiva esta nueva normalidad y esas pequeñas salidas o quedadas sociales. 

Al comienzo será frecuente tener pensamientos catastróficos, los cuales activarán el miedo. Pero afortunadamente estas reacciones serán transitorias y disminuirán por el proceso de habituación. 

Todos poseemos una capacidad innata para adaptarnos a situaciones nuevas y superar las dificultades emocionales que nos puedan surgir a lo largo de nuestra vida y hay que aceptar que hay determinadas situaciones que no dependen de nosotros y que, por tanto, no podemos hacer nada para modificarlas.

Únicamente podremos actuar sobre aquello que está en nuestra mano, en este caso, sobre nuestras propias medidas de protección y seguridad. Si eso está cumplido no podemos hacer nada más, no podemos controlar al resto, ni sus actos ni sus reacciones.  

Respecto a la incertidumbre futura por un posible contagio, tanto propio como de los familiares más cercanos, debemos tener en cuenta que al igual que los actos de los demás, tampoco está en nuestra mano la evolución de la pandemia, por lo que no es recomendable dedicarle mucho tiempo a pensar en ello, ya que esos pensamientos negativos y alarmantes derivados del miedo, únicamente incrementarán la ansiedad. Si nos focalizamos únicamente en el presente y en lo que está en nuestra mano, conseguiremos calmarnos y comenzaremos a disfrutar cada vez más de esas pequeñas salidas y encuentros sociales permitidos. Solo así conseguiremos una adecuada adaptación a la nueva normalidad con la que tenemos que aprender a convivir. 

frenar ansiedad y estrés nueva normalidad, grupo de amigos quedando

En caso de que por la frecuencia, duración o intensidad de los síntomas sientas dificultad o limitación para poder llevar a cabo las actividades normales de tu vida cotidiana, solicita ayuda.

Como conclusión final, es necesario que todos y cada uno de nosotros actuemos con control y responsabilidad, cuidándonos nosotros y así cuidando a los demás, respetando medidas de seguridad y cuidándonos emocionalmente. Solo así conseguiremos adaptarnos a la nueva normalidad.

En clínica Atlas tenemos a profesionales de la psicología para ayudarte con este proceso u otros que quieras solucionar. Llámanos al 967 04 48 47 y te daremos toda la información.

No hay comentarios todavía.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: