EL SUELO PÉLVICO: EL GRAN DESCONOCIDO

¿Qué es el suelo pélvico?

El suelo pélvico o periné es un conjunto múscular y aponeurótico ubicado en la parte inferior de la pelvis: el cóxis, el pubis y las tuberosidades isquiáticas son los puntos de referencia de un rombo que forma el periné. Puede dividirse en periné anterior o urogenital y el periné posterior o anal.


1. El rombo perineal: formado por el periné anterior o urogenital y el periné posterior o anal.

El periné es, en su mayoría, tejido conjuntivo (fascias y aponeurosis) y tan sólo un 20% es músculo.

Esto quiere decir, que las patologías relacionadas con la micción, defecación, problemas ginecológicos y disfunciones sexuales van a testar más relacionadas con la calidad del tejido conjuntivo que con la fuerza de los músculos que conforman el suelo pélvico.

Así mismo, la parte muscular que forma el suelo pélvico es, en su mayoría, una musculatura encargada del sostén visceral y posee una función de amortiguación.

2. El periné: sistema fascial y muscular.

Concepto CALP

El diafragma, la musculatura profunda del abdomen (especialmente el músculo transverso), la musculatura erectora espinal (el músculo multífidus) y el suelo pélvico o diafragma urogenital forman el CALP: conjunto abdómino-lumbo-pélvico.

El concepto CALP puede imaginarse como un globo en el que los músculos forman una cápsula, dentro de la cual se ubica todo el paquete visceral abdominal y pélvico, donde las presiones deben repartirse y coordinarse para que exista una buena gestión y, por tanto, un buen funcionamiento de los órganos.


3. El CALP: conjunto abdómino-lumbo-pélvico formado por el diafragma, el transverso abdominal, la musculatura de suelo pélvico y el músculo multífidus.

Con la bipedestación, todo el peso recae sobre el área perineal. La gestión de presiones del CALP se descompensa siendo superior la presión sobre el suelo pélvico y las vértebras lumbares.

La distensión de la zona perineal por las hiperpresiones con las actividades de la vida diaria y/o deportes de impacto, descompensa el reparto de presiones creando debilidad.

4. Anatomía del suelo pélvico (vista de perfil): se muestran las diferencias entre un suelo pélvico en buen estado y un suelo pélvico con debilidad de la musculatura.

El resultado se traduce a disfunciones como la incontinencia urinaria, los prolapsos de órganos pélvicos o el estreñimiento.

5. Las patologías del área perineal suponen un gran impacto en la calidad de vida de quienes las padecen.

Además, es frecuente que estas patologías aparezcan tras momentos clave, en los que el suelo pélvico es sometido a grandes presiones, especialmente en la vida de las mujeres: el embarazo, el parto vaginal y la menopausia.

6. El incremento en el volumen dentro del CALP durante el embarazo por el crecimiento del feto puede crear debilidad en la musculatura de suelo pélvico.

7. Menopausia: síntomas y recomendaciones.

La fisioterapia de suelo pélvico

En la actualidad, la fisioterapia ha desarrollado técnicas que ayudan a las personas con patologías perineales a recuperar la funcionalidad y a reducir el impacto de la sintomatología en su calidad de vida.

8. La fisioterapia de suelo pélvico ayuda a las personas a reducir sus limitaciones en las actividades de vida diaria e incrementa en gran medida su bienestar.

La fisioterapia de suelo pélvico cumple un papel vital en la recuperación las siguientes situaciones:

Incontinencia urinaria de esfuerzo.

Incontinencia urinaria de urgencia.

Incontinencia urinaria mixta.

Incontinencia fecal.

Incontinencia de gases.

Prolapsos de órganos pélvicos.

Problemas coloproctológicos: fisuras y fístulas anales, estreñimiento…

Dolor pélvico crónico: dismenorreas, puntos gatillo miofasciales, dispareunia, vaginismo…

Disfunciones sexuales.

Rehabilitación tras cirugías perineales: mallas para evitar la incontinencia o los prolapsos, histerectomías, cirugías de causa oncológica…

Embarazos.

Postparto.

Algunas de las técnicas de tratamiento que utiliza son:

Eduación comportamental y recomendaciones del autocuidado del área perineal.

Electroestimulación: analgésica, propioceptiva y de reclutamiento muscular.

Terapia manual.

Entrenamiento de la musculatura de suelo pélvico con ejercicios de Kegel.

Entrenamiento de la musculatura abdominal profunda con ejercicios respiratorios.

Entrenamiento de la musculatura de suelo pélvico con biofeedback: electromiográfico, ecográfico o manométrico.

Método 5P.

Ultrasonidos.

Diatermia.

9. Terapia manual.

10. Entrenamiento de la musculatura de suelo pélvico mediante biofeedback electromiográfico.

11. Entrenamiento de la musculatura de suelo pélvico con ejercicios respiratorios y ejercicios de Kegel.

12. Método 5P.

Clínica Atlas ahora recupera tu suelo pélvico

La Clínica Atlas, a través de la fisioterapia de suelo pélvico, ahora te ofrece la posibilidad de hacer frente a las disfunciones perineales que tanto impactan en la calidad de vida.

Nunca es tarde para actuar porque nunca es tarde para cuidarse. Es importante dejar atrás los tabúes y miedos sobre el área perineal y solventar este tipo de problemas desde con el mayor rigor, confianza y profesionalidad posible.

Hay que aprovechar esta oportunidad ya que en la actualidad existe una forma eficaz de incrementar el bienestar ante las patologías perineales: la fisioterapia de suelo pélvico.

Confía en nosotros

La filosofía de Atlas se basa en un firme compromiso con nuestros pacientes garantizándoles en todo momento un diagnóstico fiable y un tratamiento adecuado y óptimo. Nos preocupamos por tu salud y le trataremos de la mejor manera gracias a nuestro equipo altamente cualificado en la materia y las últimos y más innovadoras tecnologías disponibles.

No hay comentarios todavía.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: