¿EN QUÉ TE PUEDE AYUDAR LA FISIOTERAPIA DE SUELO PÉLVICO?

Permalink

La fisioterapia pelviperineal o fisioterapia de suelo pélvico se encuentra ubicada dentro del abanico de disciplinas de rehabilitación. Se trata de una disciplina que aborda específicamente las disfunciones del área pélvica, urogenital y anal.

Además del tratamiento específico, el enfoque de la fisioterapia pelviperineal para abordar este tipo de disfunciones debe ser global, observando y tratando las posibles repercusiones en otras áreas del cuerpo, puesto que la pelvis se encuentra en el centro del organismo.

·EMBARAZO, PARTO Y POSTPARTO

El embarazo es una etapa de la vida en la que las mujeres deben estar acompañadas de un profesional especialista en fisioterapia pelviperineal por diferentes motivos: el abordaje de dolores lumbares, debilidad y/o hipertonías del suelo pélvico, incontinencias, congestión vascular perineal (varices vulvares), preparación al parto (respiraciones y posiciones de parto) o debilidad abdominal, entre otras. En este tipo de pacientes los principales objetivos son tratar la sintomatología presente del propio embarazo, la gestión de las inquietudes y educación del proceso del embarazo, parto y posparto, la preparación de un parto autogestionado y controlado por parte de las mamás y la prevención de posibles alteraciones propias del posparto.

De esta manera, las mamás llegan al momento del parto en un estado físico óptimo para llevarlo a cabo de forma tranquila y segura; contando además con la información útil para llevar a cabo un posparto más agradable. Además, el abordaje previo las protege para las alteraciones que pueden aparecer tras meses del parto como es la diástasis abdominal, la debilidad del suelo pélvico (incontinencias de esfuerzo y/o prolapsos), dolor pélvico, hiper/hiposensibilidad perineal, disfunciones sexuales, fisuras o hemorroides, cicatrices (episiotomías y cesáreas), etc.

Puedes leer también nuestro artículo sobre fisioterapia de suelo pélvico en la maternidad

fotografía barriga embarazada fisioterapia suelo pélvico

·ALTERACIONES EN LA FERTILIDAD

Una de las posibles causas en los problemas de fertilidad son las restricciones fibróticas de los órganos pélvicos. El suelo pélvico se compone en su mayoría de tejido conjuntivo; tan sólo un 20% son fibras musculares. En muchos casos, las fibrosis no permiten una buena movilidad de las vísceras y se traducen en problemas para la fecundación. Es importante descartar posibles causas orgánicas de infertilidad en la consulta médica para comenzar a tratar este tipo de restricciones desde el ámbito de la fisioterapia de suelo pélvico.

·INCONTINENCIA URINARIA, FECAL O DE GASES

La incontinencia se refiere a la pérdida involuntaria de orina, materia fecal o gases. Existen diferentes tipos según las estructuras que se encuentren alteradas en cada caso. Las pacientes refieren diferentes síntomas (pérdidas con la tos, estornudos o al levantar peso, sensación de urgencia para orinar…) y los especialistas de suelo pélvico enmarcan su disfunción para poder abordarla de forma individual en cada paciente.

·MENOPAUSIA Y CLIMATERIO

La menopausia es el indicador del culmen de la menstruación y la vida fértil. El climaterio es la etapa en la vida de las mujeres que se caracteriza por el descenso de estrógenos producidos por los ovarios; puede iniciarse incluso años antes de que ocurra la menopausia y puede prolongarse muchos años tras ésta.

El descenso de estrógenos supone grandes cambios en las estructuras pelviperineales. Algunos de los síntomas que presentan las mujeres en esta etapa de la vida son: sequedad vaginal, dolor en las relaciones sexuales, infecciones de orina repetitivas, incontinencia urinaria, sensación de bulto en el área genital, debilidad perineal y abdominal, fibrosis y puntos dolorosos en el área vaginal, etc. La fisioterapia de suelo pélvico se ocupa del tratamiento de la sintomatología propia del climaterio en el área pélvica proporcionando todos los beneficios para preservar la salud urogenital que tanto impacta en la vida de las pacientes.

·PROLAPSOS DE ÓRGANOS PÉLVICOS

Los prolapsos de órganos pélvicos suelen ocurrir, en su mayoría, por la debilidad y/o baja calidad del tejido conectivo del suelo pélvico. Son frecuentes tras los partos, cirugías pélvicas, y más aún, en la etapa climatérica y en la vejez. Pueden definirse como la extrusión al exterior de la vejiga (cistocele), pared vaginal anterior (colpocele), pared vaginal posterior (histerocele) o margen anal (rectocele). Los síntomas de las personas que padecen esta disfunción varían en gravedad según el grado de extrusión de la víscera pélvica: incontinencia urinaria, sensación de bulto en el área genital, picor y/o escozor tras la micción o defecación, entre otros. 

Es una disfunción que no presenta buen pronóstico de recuperación si no se trata a tiempo, por lo que la prevención mediante la fisioterapia de suelo pélvico resulta imprescindible. En muchos casos la cirugía acaba siendo el abordaje más efectivo; y la fisioterapia perineal postquirúrgica es de vital importancia en estos casos.

·DISFUNCIONES SEXUALES

Tanto en hombres como en mujeres, las disfunciones sexuales son frecuentes y causan un gran impacto en la calidad de vida de las personas que las padecen. El silencio y el tabú que las enmarca, en diversas ocasiones, supone un descenso de la autoestima y de la satisfacción personal que debe ser abordada. 

Es importante que los pacientes sean conscientes de que el dolor en la sexualidad no es normal y que, en caso de padecerlo, la fisioterapia pelviperineal aborda este tipo de disfunciones. Los objetivos en este tipo de disfunciones son la educación sexual, el autoconocimiento del área genital y del erotismo individual, además del tratamiento de dolores en las relaciones sexuales (síndrome doloroso vulvar, dispareunia, vaginisimos, fibrosis e hipertonías, dolor posparto, postcirugía pélvica, tras sufrir un cáncer, etc). La valoración del dolor individual resulta de vital importancia para el abordaje del profesional y los pacientes deben aportar la mayor información sobre las vinculaciones emocionales de su dolor contando con la máxima confidencialidad del fisioterapeuta que lo trate.

·DOLOR PELVIPERINEAL O DOLOR PÉLVICO CRÓNICO

Consiste en el dolor en el área de la pelvis y/o los genitales de más de 6 meses de duración que puede presentarse por diferentes causas. Atendiendo a los síntomas de cada individuo los fisioterapeutas evalúan las características individuales del dolor para descubrir la causa que lo produce y abordarla de raíz desde la fisioterapia pelviperineal. 

Suelen relacionarse con alteraciones como la endometriosis, problemas musculoesqueléticos, enfermedad inflamatoria pélvica crónica, postcirugía pélvica, fibromas uterinos, síndrome de intestino irritable, neuralgia del pudendo, síndrome de vejiga dolorosa/cistitis intersticial, varices pélvicas por congestión vascular o desencadenantes emocionales. El tratamiento de las disfunciones con la fisioterapia pelviperineal es la opción más efectiva en este perfil de pacientes; procurando un gran impacto de mejora en su calidad de vida a diferentes niveles por las limitaciones de bienestar físico, emocional, laboral y social que acarrean.

·ENDOMETRIOSIS Y/O DISMENORREA

La dismenorrea puede definirse como el dolor pélvico durante la menstruación. Ningún dolor es normal: el dolor es una alarma del organismo que nos avisa de que algo no funciona de manera óptima. La dismenorrea suele estar causada por fibrosis del tejido conjuntivo que ocasionan restricciones en la movilidad de las vísceras pélvicas.

La endometriosis es catalogada como una entidad y se trata de una afección en la que el tejido del recubrimiento del útero crece fuera de este. Estos depósitos de tejido responden al ciclo menstrual, al igual que lo hace el recubrimiento uterino, es decir, engrosamiento, rotura y sangrado todos los meses, a medida que los niveles de las hormonas suben y bajan. Debido a que esto tiene lugar fuera del útero, la sangre y el tejido no pueden salir del cuerpo a través de la vagina. En cambio, permanecen en el abdomen, donde pueden provocar quistes dolorosos y bandas fibrosas de tejido cicatricial (adherencias).

La fisioterapia pelviperineal es la clave en este tipo de disfunciones: utiliza diversas técnicas para aliviar la sintomatología dolorosa del área pélvica y además procura su integración en el conjunto del organismo.

·ALTERACIONES POSTQUIRÚRGICAS PÉLVICAS

Las operaciones por diagnóstico de cáncer, fibromas, miomas, prolapsos de órganos pélvicos, y otras alteraciones, conllevan cicatrices en el área pélvica que deben ser abordadas por un especialista en fisioterapia pelviperineal para recuperar la movilidad y eliminar todas las posibles restricciones y adherencias que haya conllevado la cirugía en cada paciente.

·ALTERACIONES POSTRAUMÁTICAS EN LA PELVIS

Muchas caídas, deportes o fracturas ocasionan una disfunción en el área de la pelvis que causa diferentes síntomas de carácter urogenital y proctológico que aparecen meses o incluso años tras el acontecimiento que los causó. 

Dentro de este tipo de disfunciones las coccigodinias son las más frecuentes: suelen comportar dolor en el cóccix tras ejercer presión sobre él, al sentarse o realizando alguna actividad física. La causa más frecuente es el traumatismo directo en la zona.

·DISFUNCIONES COLOPROCTOLÓGICAS

Se trata de las disfunciones en el área del colon, recto y margen anal. Algunas de ellas se relacionan con fisuras, abscesos, hemorroides, incontinencia fecal y de gases, estreñimiento crónico, encopresis, rectocele, enfermedad de Hirsprung, enfermedad de Crohn o colitis ulcerosa. 

Las limitaciones que conllevan son muy graves y los pacientes deben ser diagnosticados y tratados de forma precoz y adecuada. La fisioterapia de suelo pélvico combina diversas técnicas de tratamiento que suponen un alivio sintomático importante en este perfil de pacientes. Aprenden a gestionar su disfunción con las estrategias que los especialistas les ofrencen y supone un antes y un después en su calidad de vida.

Si necesitas más información sobre la fisiterapia de suelo pélvico en Clínica Atlas Albacete estaremos encantados de aydudarte. Llámanos al  967 04 48 47 




No hay comentarios todavía.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: