COMO CONTROLAR LAS ANSIAS POR COMER

 

Que levante la mano el primero al que no le haya surgido esta pregunta alguna vez en su vida, en la que de repente ha sentido unas ganas enormes de comer todo aquello que digamos es “insalubre” a nivel nutricional, tipo chocolate, fritos, comida basura…Lo cierto es que prácticamente le ha sucedido a todo el mundo.

 

En primer lugar, creo que es importante diferenciar si tenemos realmente “hambre real” como la necesidad fisiológica que demanda el cuerpo para incorporar energía, o simplemente tenemos ansia por comer, es decir, “hambre emocional” un deseo de comer de manera compulsiva algo que nos apetece muchísimo en ese momento concreto, pero no porque no tengamos energía en nuestro cuerpo y necesitemos incorporar alimento, si no por el contexto social en el que nos movemos. En todo nuestro alrededor, anuncios, carteles publicitarios, etc. nos venden la sensación de bienestar que provoca comerse un determinado producto.

 

Así, hemos aprendido que cuando estoy deprimido, aburrido o ansioso, comer todo aquello que nos apetece es una manera de aliviar ese estrés o malestar, buscando en la comida la sensación de satisfacción momentánea que nos evade de las emociones negativas, aunque solo sea a corto plazo, porque a posteriori la situación que nos causaba preocupación, digamos el motivo de esa ansiedad por comer sigue estando presente.  Por esta razón, es muy común escuchar a nuestro alrededor a gente que dice: “cuando estoy triste/aburrido no puedo parar de comer” o “últimamente he engordado debido a la ansiedad que me provoca dejar de fumar”…obviamente hay otras formas de afrontar y calmar esa ansiedad por la comida. Si actúas de esta manera entrarás en un círculo vicioso del que es difícil salir, pues si comes cosas que “no debes” te sentirás culpable, y esta misma sensación te llevará a sentirte peor, lo que te generará más ansiedad y tendrás más ganas de volver a comer de forma compulsiva, es decir sin control.

 

¿Qué puedo hacer para eliminar esa ansiedad? En primer lugar, revisa porqué aparece esa ansiedad, a qué se debe, busca el origen, es fundamental para poder actuar sobre ella. Una vez localizado y modificado el origen, la respuesta es sencilla, haz todo lo contrario, RELÁJATE.

 Comida basura, comer por ansiedad

    Consejos para evitar comer compulsivamente

  • Haz ejercicio físico para descargar las tensiones y reducir el estrés que puede llevarte a descargar tu ansiedad en la comida. Además, cuando realizamos ejercicio físico, nos sentimos en forma, y ello nos guía preferir comer cosas “saludables”.

 

  • Realiza comidas con mayor frecuencia si es necesario pero menor cantidad, para evitar sentir mucha hambre y comer de forma rápida y compulsiva.

 

  • Come despacio, saborea lentamente cada comida para darle tiempo a nuestro cerebro y a nuestro cuerpo a recibir la señal de recompensa y sentirse saciados.

 

  • Para los días en los que no puedas controlar tu ansiedad por la comida, evita tener alimentos poco saludables como “snacks, chocolate, bollería industrial…suelen ser a los más apetecibles en estas situaciones, porque generan un placer casi inmediato en nuestro cuerpo pero, ¿qué sucede? a los pocos minutos los deseamos otra vez, volviendo a generarnos ansiedad. Si no los tenemos en casa, evitaremos la tentación.

 

  • Como decía anteriormente, busca el origen de tu ansiedad por la comida, el aburrimiento, el estrés o la tristeza pueden llevarte focalizar tu ansiedad en la comida, ya que esta genera satisfacción. Un ejemplo de ello es la persona que come por comer sin tener hambre (aburrimiento), que come sin control hasta que no puede más (tristeza), que se siente mal consigo mismo/a y come porque todo le da igual….

 

Por último, te recomiendo buscar ayuda psicológica para poder manejar estas situaciones de manera adecuada, porque la respuesta de ansiedad que experimentamos en nuestro cuerpo, es solamente la reacción que ha provocado un determinado pensamiento  en nuestra mente. De ahí, la importancia de saber cuál es el origen de ese sentimiento, pues con la ayuda de un profesional puedes cambiar estos “pensamientos generadores de ansiedad” por otros más útiles que no nos provoquen esta emoción.

Si te sientes identificado/a con este tipo de situaciones y te resulta imposible manejarlas, no dudes en llamar al 967 04 48 47 o enviarnos un EMAIL, podemos ayudarte.

No hay comentarios todavía.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: