Comer de tupper

Comer en el trabajo puede suponer un reto para muchas personas que a la vez quieren cuidar su alimentación. Muchas veces cuando comemos fuera de casa optamos por lo más fácil comer en un restaurante de menú u optar por un bocadillo.

Esto algún día puede hacerse pero todos los días puede llegar a cansarnos, y si no vamos a un restaurante que nos ofrezca una buena variedad de verduras y hortalizas en sus menús diarios, no conseguiremos llevar una alimentación saludable.

Una opción que se plantea o que practica mucha gente, es comer de tupper, pero muchas veces esto puede convertirse en algo monótono si no planificamos nuestra semana o también puede ser poco saludable si todos los días comemos ensaladilla rusa o lasaña para calentar en el microondas del supermercado.

A continuación te damos algunos consejos para conseguir tu tupper saludable.

Características del tupper:

• Debe ser apto para uso alimentario, con cierre hermético y adecuado para microondas (si se va a calentar). Si queremos conseguir que esté sea saludable deberá contener alimentos saludables y estar libre de productos ultraprocesados.
• Y por supuesto, que siga el Método del Plato de Harvard, que contiene el 50% de alimentos vegetales y la otra mitad, el 25% para la proteína (animal/vegetal) y la otra parte que nos falta para los hidratos de carbono complejos.
• Si quieres consumir algo de postre, puedes elegir entre una pieza de fruta o un yogur natural/ griego sin azúcares ni edulcorantes añadido.
• La mejor bebida con la que puedes acompañar tu comida es el agua. Seguridad e higiene alimentaria:
• Cuida la temperatura de transporte y de conservación.
• Evita dejar la comida a temperatura ambiente, y si puedes, guárdala en la nevera. Esto ayudará a que la comida no se deteriore.
• Además a la hora de la manipulación de los alimentos, cuida la higiene para evitar que la comida tenga el menor número de bacterias posibles.
• Si llevas un guiso, prepáralo con antelación para que dé tiempo a que se enfríe antes de meterlo en un tupper cerrado.
• Si es un plato frío (tipo ensalada), no es necesario prepararlo con tanta antelación, pero es igualmente importante conservarlo en la nevera.

 

Otros consejos:

Planificar tus comidas con anticipación.
• Prepara tu comida la noche anterior para que esté listo por la mañana. Esto además te permitirá comer de manera más saludable y variada. Y no comerás siempre una triste ensalada con arroz.
• Cuida el tamaño de tu ración y no te excedas en las cantidades.
Para ello es importante que tengas en cuenta la ración del tupper a utilizar. Sería recomendable hasta que controles las raciones de tus tupper, que preparases la comida en un plato en el que visualices bien tu ración habitual y
luego lo traspases al tupper.
• Cuando cuezas legumbres o cereales, hazlo en cantidad, así tendrás para otros días y ahorras tiempo.
• Añade aderezos/salsas en el momento de consumo.
• La carne es mejor acompañarla con verduras y salsa casera para evitar que quede dura y seca. Alimentos saludables que te harán más fácil preparar tu tupper:
• Bolsas de ENSALADAS.
• VERDURAS Y HORTALIZAS frescas/ congeladas/ conserva.
• LEGUMBRES en conserva.
• ARROZ Y PASTA.
• PROTEÍNAS de ORIGEN ANIMAL: huevo cocido, conservas de pescados, gambas, huevas o pulpo fresco.
• SEMILLAS.
• FRUTOS SECOS NATURALES.
• GERMINADOS.

 

Ejemplos de tupper saludables:

• Ensalada de judías verdes con patatas cocidas y atún.
• Ensalada de legumbres con maíz, atún y tomate.
• Patatas al vapor con pulpo, pimiento rojos asados y cebolla fresca.
• Gazpacho andaluz y tortilla de patatas.
• Ensalada de pasta.
• Hummus de cualquier legumbre con crudités de verduras.
• Cuscús de brócoli con gambas.
• Merluza al vapor con verduras al vapor.
• Pimientos rellenos de trigo sarraceno y pollo.
• Arroz integral con pollo y verduras.
• Quinoa con verduras asadas y pavo.

Clínica Atlas

No hay comentarios todavía.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: